Mermelada de Quinotos

No todas las mermeladas son tan dulces, algunas tienen un toque ácido que forma un equilibrio perfecto para satisfacer tu paladar. Si no eres amante de los dulces esta receta es ideal para ti: Mermelada de quinotos.

La mermelada de quinotos es exquisita y fascinaría a quien la pruebe, además es muy versátil y puedes servirla con cualquiera de tus comidas durante el día o la noche.

El quinoto (aunque muy similar no debe confundirse con el también llamado naranjo enano, naranjo chino o kumquat) tiene una peculiaridad y es que la mayor parte de sus propiedades nutritivas se encuentran en la cáscara, lo que la hace completamente comestible

Como es normal conseguir en las frutas cítricas, el quinoto, también llamado kumquat o fortunella, es una rica fuente de vitamina C que otorga propiedades antitusivas, antiinflamatorias y antibacterianas, excelente para el catarro o gripe.

Además también favorece la absorción del hierro y brinda mayor energía al metabolizar alimentos que se consumen por la vitamina C.

mermelada de quinotos

Ingredientes

quinotos
Quinotos
  • 1 kg de quinotos
  • 750 gr de azúcar

¿Cómo preparar la mermelada de quinotos?

  1. El paso a paso de la elaboración de esta fabulosa mermelada es muy sencillo
  2. Paso 1: Lava muy bien los quinotos
  3. Paso 2: Coloca los quinotos en una cacerola y agrega agua, suficiente para cubrirlos. Añade solo 3 cucharadas de azúcar por ahora.
  4. Paso 3: Lleva la cacerola a fuego medio y deja que hierva hasta que los quinotos se pongan tiernos, aproximadamente 20 minutos.
  5. Paso 4: Retira los quinotos del fuego y espera a que entibien.
  6. Paso 5: Pica los quinotos a la mitad y procede a retirar las semillas.
  7. Paso 6: Vuélvelos a colocar en la olla y esta vez agrega lo que resta de azúcar y cúbrelos nuevamente con agua.
  8. Paso 7: Llévalo a fuego muy suave y déjalo cocinar por hora y media aproximadamente.

Sí observas que la preparación se está secando, agrega un poco más de agua. Sabrás que la mermelada está lista si colocamos una cucharadita en un plato y al enfriarse separas con un cuchillo, el surco debe mantenerse.

Recuerda que siempre que vayas a envasar tu mermelada debes hacerlo en frascos previamente esterilizados para evitar contaminaciones.

También puedes almacenarlos al vacío para cerciorarte de que se pueda conservar por bastante tiempo. Aunque no te lo seguro, pues luego de probarla querrás comer más y más.

Servir la suculenta mermelada de quinotos en el desayuno sería genial para comenzar el día con un toque ácido-dulce y lleno de energía.

Resumen
recipe image
Receta
Mermelada de Quinotos
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total