Mermelada de naranja

En la entrada de hoy os vamos a mostrar cómo hacer una auténtica Mermelada de naranja, un ingrediente perfecto para acompañar multitud de platos y por supuesto para untar en una rebanada de pan. Su color es cálido y brillante y su sabor muy suave, por lo que apetece a cualquier hora del día. Solo tiene un problema y es que cuando pruebes una mermelada casera ya no querrás comer ninguna otra. ¡Vamos a la cocina!

Ingredientes

mermelada de naranja

  • 4 naranjas grandes de la mejor calidad. A ser posibles ecológicas u orgánicas, es decir, libres de productos químicos nocivos durante su proceso de cultivo.
  • Un limón.
  • Medio kilo de azúcar. Si las naranjas son medianas o la quieres menos dulce puedes reducir la cantidad.
  • Un litro de agua.

Cómo hacer Mermelada de naranja

  1. Comenzamos lavando las naranjas con abundante agua y las secamos con un trapo limpio.
  2. Cortamos los tallos verdes si los tuvieran con ayuda de un cuchillo y laminamos las naranjas en rodajas finas.
  3. Cogemos las semillas de naranja que nos vamos encontrando y las guardamos en un paño al que ataremos con un hilo o cuerda.
  4. Ponemos en la hornilla una olla grande con un litro de agua, a la que también añadiremos el azúcar y el zumo de limón. Encendemos el fuego a máxima potencia y llevamos a ebullición.
  5. Añadimos las naranjas laminadas a la olla con agua junto a las semillas que están en la bolsita de tela.
  6. Bajamos el fuego y dejamos que se cocinen todos los ingredientes durante unas dos horas. Hay que remover de vez en cuando y observar cómo evoluciona la textura de nuestra Mermelada de naranja auténtica.
  7. Lo que buscamos es un color transparente y brillante con una consistencia semilíquida que no oponga demasiada resistencia, ya que cuando se enfríe se espesará aún más. Una vez llegados a este punto apagamos el fuego y retiramos la bolsita de semillas.
  8. Cuando la mermelada se haya enfriado ya podemos pasarlas a unos tarros de cristal, que con los ingredientes que hemos proporcionado dará para un par de tarros pequeños.
  9. Para volver los recipientes herméticos hay que introducirlos en agua hirviendo durante unos diez minutos. De esta forma la tapa se sellará y nuestra Mermelada de naranja podrá aguantar sin necesidad de refrigeración durante seis meses. ¡Aunque ya os avisamos de que os la acabareis mucho antes!
  10. Ya hemos acabado nuestra receta original de mermelada casera y nada mejor que comprobar el resultado cuando se haya enfriado un poco.

La Mermelada de naranja es perfecta para desayunos, meriendas, entrantes y todo tipo de postres, siendo un ingrediente habitual en multitud de recetas. Puedes rellenar crepes, tortitas, tostadas y tartas, pero también utilizarla por ejemplo para preparar salsas para carnes, ya que su sabor dulce y su textura producen un contraste que resulta espectacular para el paladar. Lo mejor es que experimentes, vayas añadiendo esta mermelada artesanal a tus platos y juzgues por ti mism@.

En cuanto a la conservación, se puede guardar sin problemas la mermelada a temperatura ambiente. Solo tenemos que tener cuidado de que el lugar elegido sea seco y no esté en contacto directo con el sol. Cualquier alacena o mueble de cocina te vendrá de perlas.

 

Resumen
recipe image
Receta
Mermelada de naranja
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total