Mermelada de manzana

Os presentamos una rica receta de Mermelada de manzana casera que tiene un sabor, aroma y texturas increíbles. Su preparación es muy sencilla, por lo que cualquier puede ponerse manos a la obra y conseguir un resultado espectacular. Desayunos y meriendas de primera categoría, postres con los que te chuparás los dedos, salsas para carnes y todo lo que abarque tu imaginación. ¿Te pica el gusanillo? ¡Pues vamos a la cocina!

Ingredientes

mermelada de manzana

  • 750 gramos de manzana, que equivaldría a tres manzanas medianas. Puedes elegir la variedad que más te guste, como Granny Smith o Reineta.
  • 300 gramos de azúcar.
  • El zumo de medio limón.
  • 25 gramos de mantequilla.
  • Una cucharada pequeña de canela.
  • Una cucharada pequeña de nuez moscada.
  • Opcional: para darle un toque aromático podemos usar esencia o azúcar de vainilla.

Cómo hacer Mermelada de manzana

  1. Lavamos las manzanas, las pelamos y troceamos.
  2. Colocamos los trozos limpios en una olla junto al zumo de limón. Reservamos.
  3. Las pieles y los corazones de las manzanas los pondremos a cocer aparte en otro recipiente con un poco de agua. Cuando hayan pasado 5 minutos, escurrimos con ayuda de una cuchara y un colador para sacarle todo el jugo.
  4. Añadimos el jugo de las pieles a las manzanas troceadas. De esta manera, la mermelada espesará más fácilmente.
  5. Encendemos el fuego a potencia mínima, echamos poco a poco el azúcar y vamos calentando suavemente para que se disuelva. A continuación subimos el fuego para que se tueste y caramelice. Es importante que no paremos de remover y hagamos la operación muy rápido, ya que de lo contrario el caramelo puede endurecerse.
  6. Retiramos el azúcar del fuego, añadimos la mantequilla y mezclamos bien.
  7. Echamos esta mezcla por encima de las manzanas que están macerando en la olla.
  8. Finalmente, cocemos durante cinco minutos las manzanas junto al limón, los jugos de la piel y el caramelo con mantequilla. Es conveniente que el fuego esté fuerte y no paremos de remover.
  9. Añadimos la cucharada de canela, nuez moscada y la vainilla si vamos a usarla y bajamos la potencia de la hornilla. Cocinamos durante media hora.
  10. Pasado este tiempo, la Mermelada de manzana habrá adquirido la textura necesaria, que debe ser algo más líquida de lo normal ya que cuando se enfríe se espesará.
  11. Ya hemos acabado nuestra receta de mermelada casera y solo queda introducirla en botes de cristal para que se conserve durante meses si no vamos a consumirla en el momento.

En general, las recetas de mermelada son muy sencillas de hacer, más aún si se trata de manzana, ya que esta fruta tiene una sustancia llamada pectina que ayuda a espesar mejor y se deshace prácticamente sola, por lo que apenas requiere esfuerzo durante su elaboración. Su sabor es simplemente delicioso, recordándonos un poco a la mermelada de ciruela pero con un toque más acido.

Es necesario hervir los botes de cristal vacíos para eliminar cualquier rastro de bacterias, de forma que la mermelada no se ponga en mal estado a las primeras de cambio. Si queremos que aguante unos meses es necesario introducir posteriormente los botes llenos en agua hirviendo durante media hora. De esta forma se producirá el sellado de la tapa y el recipiente quedará totalmente hermético. Una vez abierto, se aconseja consumirla antes de una semana.

Resumen
recipe image
Receta
Mermelada de Manzana
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
Puntuación media
31star1star1stargraygray Based on 4 Review(s)